Sobre crecer en Venezuela

En Venezuela los jóvenes desean convivir en paz, desarrollar al máximo sus habilidades, formar una familia, gozar de la hermosa geografía venezolana,  disfrutar de una buena economía, tener seguridad jurídica y crecer. En fin, quieren un futuro que no es posible en el país que les dio la vida.

Desde hace 16 años, el modelo político socialista promete un porvenir maravilloso, en el que todos tenemos las mismas oportunidades, de progreso y de alegrías. Así lo describía el difunto presidente Hugo Chávez, el 12 de febrero de 2005: “El capitalismo les roba el futuro a los jóvenes, mientras que el socialismo les devuelve a la Patria y les da el presente bueno y el futuro grande”. Muchas cosas han pasado, muchos discursos heroicos del día de la juventud se quedaron en el ayer, hoy los jóvenes sufren las consecuencias de una mala gestión de gobierno, se preparan para obtener nada y lo que tienen se les arrebata.

¿Cómo piensan invertir?,  el aumento del costo de la vida obliga a los jóvenes trabajar para el ahora sin posibilidades de ahorrar para el mañana, la inflación los está ahorcando. Están sometidos a una de las economías más desastrosas del mundo, según informes económicos de Inter American Trends la inflación cerró el año pasado en 80% y  en el 2015 se ubica en alrededor de 150%.

¿Cómo van a encontrar empleo?, se esfuerzan toda su vida estudiando, cinco años en la universidad tratando de ser el mejor para después no encontrar las oportunidades que los ayude a progresar, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ubicó la tasa de desempleo en 2014 en 7,5% y pronostica que en 2015 se agudizará con un 10,4%.

¿Cómo harán valer sus derechos humanos?, si son perseguidos injustamente por tener una ideología distinta, por más que realizar acciones de protestas, los jóvenes venezolanos salen a la calle en un acto de dignidad y decididos a reclamar los problemas que el resto de los ciudadanos calla. El Foro Penal Venezolano confirmó que 3.414 personas fueron detenidas arbitrariamente desde febrero, entre ellas 80% estudiantes y 287 menores de edad, con reportes de más de 157 casos de tortura.

¿Cómo harán realidad sus aspiraciones?, son 25.000 estudiantes en el extranjero intentando sobrevivir porque el Gobierno se niega a otorgarles divisas para pagar sus estudios y manutención. A través de un correo electrónico Cadivi les explicó que se les niega la solicitud de acuerdo al artículo 8 de la Providencia Nº116, según el cual “el otorgamiento de la autorización está sujeto a la disponibilidad del Banco Central de Venezuela y a las prioridades determinadas por el Ejecutivo Nacional”.  Henry Sosa, representante de los estudiantes venezolanos en España denunció la situación crítica de los jóvenes, quienes “ya han perdido su derecho a matrícula en las universidades y se han visto afectados por no tener acceso al dinero para pagar la renta, comer y sufragar necesidades fundamentales como la salud”.

La juventud no se puede quedar silente cuando se son usurpadas sus aspiraciones, sus realizaciones personales, ella merece ser reconquistada con la democracia para facilitarles el camino hacia una vida respetable.

Los jóvenes representan esa lucha por el porvenir, quieren aprovechar las ofertas de formación, obtener un trabajo estable y bien remunerado, seguridad para sí mismos y para su entorno, superar metas cada día, esforzarse fuertemente para después disfrutar de sus logros, quieren vivir y anhelan hacerlo en Venezuela.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s