Dos extrañas muertes

… y dos gobiernos comprometidos

La escandalosa muerte del fiscal argentino Alberto Nisman ha despertado en los venezolanos una chispa de curiosidad, tal vez por las coincidencias con el homicidio de Danilo Anderson. Ambos fiscales llevaban casos importantes en sus países que comprometían a la presidencia y murieron en extrañas circunstancias.

Anderson estuvo encargado de casos peligrosos para el gobierno, entre ellos, la imputación de los firmantes del decreto Carmona, la libertad de los atacantes en el Puente Llaguno y la acusación a Henrique Capriles Radonski de invadir la embajada de Cuba.

Nisman denunció públicamente a la presidenta Cristina Fernández por una presunta negociación para encubrir a los iraníes prófugos (presuntos autores del ataque terrorista a la AMIA) y mañana presentaría  300 grabaciones como pruebas ante el Congreso. Su familia, afirma que no tenía razones para “suicidarse” y además, dejó en su casa la lista del supermercado, para ir el día siguiente de compras.

Queda más que demostrado que la verdad, las pruebas y las investigaciones son enemigos del poder, de los sistemas políticos que “buscan tapar la luz del sol con un dedo”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s